Informes: (+54-11) 5032-0076 | Alumnos: (11) 5032-0055

Da Vinci

Mobile Nav

Game Jam: segunda edición para el desarrollo gamer

Entre el viernes 10 y domingo 12 de mayo, el auditorio de Da Vinci se llenó de comentarios, discusiones, risas y ruidos de teclados y mouse que giraron alrededor de un solo tema: crear un videojuego en menos de 48 horas.

"Cable Man", "Old School Influencer" y "Gualicho" recibieron el primer, segundo y tercer premio, respectivamente ($12000 y $6000, junto a un curso de Game Design). Los géneros de los ganadores resultaron totalmente distintos, yendo desde el plataformas 2D hasta estrategia 3D y point and click. Todos surgieron a partir de la consigna que se reveló sobre el inicio del evento: "conexiones".

Mirá la galería de fotos, acá

Franco, del último cuatrimestre de la carrera de Desarrollo y Programación de VIdeojuegos y participante por primera vez en una Game Jam, expresó: "Interpretamos la consigna de muchas formas. Nos interesó ir por hacia un estilo arcade. Vine con con compañeros, pero me sumé a otros acá". Su colega, Guillermina, encargada del arte y egresada de la carrera de Cine de Animación y Posproducción, comentó: "Había estado en una Game Jam con una amiga y nos divertimos mucho. Me encanta el ambiente. Podés enterarte de ideas que, de otro modo, no conocerías. Esta vez me animé a venir sola". Y añadió: "Hay muchas más chicas. Esta bueno que se animen".

Yasmín, estudiante de Diseño y Programación de Videojuegos y proveniente de lal localidad de Boulogne, coincidió con su compañera: "Pensé que iba a estar incómoda, pero sentí muy bien. Tanto nuestro coordinador como el organizador del evento nos animaron a anotarnos para pasar una linda experiencia. Me ocupé del guion y ayudar en lo que pudiera, aunque mi objetivo es la programación".

Su grupo se dedicó a crear una "conexión romántica dentro de un laberinto". Juan Ángel, nacido en Puerto Madryn, actualmente en La Plata y estudiante del primer cuatrimestre de Videojuegos, explicó: "Vinimos para ver cómo es y para llegar mejor bien a la próxima. Yo programo, sobre todo porque quiero aplicar la experiencia tras un año de Licenciatura en Sistemas y otro de Ingeniería en Computación".

Entre mesas con notebooks, accesorios referentes al universo pop (y hasta un mensaje amenazante para cualquier que quisiera adueñarse de la pizza de uno de los grupos), el evento prosiguió y aceleró sus tiempos. Los últimos instantes del domingo se vivieron con la música de la saga Metal Gear Solid. El ritmo de la música generó tantas risas como desesperación para apurar el final del desarrollo en varios grupos.

Tras la presentación y premiación de las producciones (previa evaluación de profesores de Da Vinci), Iñaki Taberna y Lucía Retamales expresaron su alegría por el tercer puesto, que los hizo acreedores del curso de Game Design: "Ninguno venimos del área de videojuegos, así que la programación fue un desafío pero nos ingeniamos para hacer algo más simple. Por eso, utilizamos el motor Flash en vez de Unity, como habíamos hecho la vez pasada". "Gualicho" consistió en un point and click donde, en una carrera contra el tiempo, el jugador debía conectar pistas para descubrir quién era el asesino. "Hay dos resultados posibles", aclararon sus únicos dos creadores, quienes también estuvieron "más tranquilos" que en el certamen del año pasado.

Por su parte, los ganadores del segundo puesto -y de sus $6000- reconocieron que haber llegado al premio era "una caricia al alma". "Todos estamos en el sexto cuatrimestre de Videojuegos. Hicimos una pausa en nuestras tesis para participar por primera vez. Si bien no llegamos a terminar el juego, seguimos nuestro objetivo y nos encantó la experiencia. La vida en comunidad es muy enriquecedora y pudimos ver trabajos de gente de otro palo, con otras tecnologías", señaló Pio Vovilloz, game designer. Su obra de estrategia "Old School Influencer" se basó en "islas vivientes" y tomó referencias de la película Enigma (2001) y Game of Thrones. "El jugador debe llegar a dominar, al menos, ocho territorios. El tema central es el manejo de información", avisó Vovilloz.

Finalmente, los realizadores Maximiliano Mendieta y Ramiro Oliva desataron toda su alegría al ser nombrados como ganadores gracias a "Cable Man", donde un personaje debe moverse y saltar para otorgar electricidad a una ciudad entera, lo cual les permitió acceder al premio de $12000. "Para entrar a la Game Jam esperamos a llegar al tercer cuatrimestre de Videojuegos. Yo diseñé y Ramiro programó. Nos enfocamos en una idea que cumpliera la consigna de forma literal. No pensamos que íbamos a ganar, pero creemos que influyó que termináramos el juego al 100% y con varios niveles", explicó Mendieta. Y resumió: "No dormimos, pero valió la pena. Los juegos de los demás eran muy buenos".

Además de confirmar cansancio y diversión a partes iguales, los comentarios de los asistentes expusieron un dato fundamental: el 40% de los asistentes esta fue su primera Game Jam. Además, si bien el porcentaje masculino fue del 87%, el femenino ascendió al 13%, con grupos mixtos en la mayoría de los casos. En cuanto a las carreras, 33,4% correspondió a Videojuegos, 5,4% a Cine de Animación y Posproducción, 6,6% a Diseño Multimedial y 2,6% a docentes. Por otro lado, un 52% no pertenecía a Da Vinci. Luego, un 37% tomó el rol de programador, 27,8% se ocupó del área artística, otro 27,8% fue game designer y el 7,4% se convirtió en sonidista. 

Julián Castro, organizador y docente en Da Vinci, concluyó: "Nos pone muy contentos que vuelvan a la Game Jam para pasar 48 horas haciendo un juego. Siempre hay buena onda y da gusto venir. Además, hay muchas sorpresas tanto de parte de los de primer año como de los del último. La competencia sirve también para hacer networking  ver cómo funciona el mundo del desarrollo de videojuegos". 

PODÉS PROBAR TODOS LOS JUEGOS, AQUÍ

Etiquetas: Eventos y Concursos Videojuegos

Navegación Móviles