Informes: (+54-11) 5032-0076 | Alumnos: (11) 5032-0055

Da Vinci

Mobile Nav

Mikeila Borgia y una Masterclass para activar la creatividad

La disciplina creativa fue el tema de la Masterclass de Mikeila Borgia, reconocida artista conceptual multidisciplinaria que, en Da Vinci, recibió un auditorio colmado durante el pasado 14 de mayo.

Tras una salida a escena que tuvo mezcla de misterio y espectacularidad -y vestida con un mameluco naranja en alusión a su escuela Orange Art Station- Borgia presentó tres autorretratos que correspondían a sendas etapas de su vida. Con la animada participación de los asistentes, la fotógrafa reveló la evolución que representaban tales obras. "El arte es mi es mi psicólogo", afirmó. Y añadió: "La fotografía siempre fue un canal para contar lo que me pasaba, así como para entender y resolver las cosas. A veces me aburro y elijo hacer fotos o abrir el Photoshop".

De este modo, la artista abrió la charla al mundo de la creatividad y sus avatares. A través de la proyección de trabajos propios que contenían frases sobreimpresas, Borgia recorrió cada ítem junto a los asistentes. "Hay que desarrollar cualquier cosa de manera genuina, sin importar lo que digan los demás", explicó. Y, sobre la consolidación de un estilo, indicó: "Necesitamos autoconocimiento, hacer y cuestionar. Tenemos que saber qué nos gusta y qué no, y podemos tomar los elementos desfavorables para hacer algo mejor".

En este marco, señaló la inutilidad de compararse con nadie ("somos únicos") e instó a "hacer obra para nosotros mismos". "Hay que ayudar al autodesarrollo personal. Además, tiene que ser constante: uno no puede vivir trabajando", expresó.

Así, llegó a la presentación del ciclo universal del proceso creativo, que puede servir "para lo que sea, desde el control del programa ZBrush hasta la preparación de una comida": aceptar las cosas, entender, autoconocerse, sanar y transformarse fueron los ejes fundamentales a los que recurrió Borgia. Luego, aseguró: "Todos somos creativos. La creatividad es un músculo".

Entonces, instó a los participantes a cambiar de lugar. El pequeño caos de movimiento le sirvió a la artista para ejemplificar qué actitudes ayudaban o perjudicaban a la creatividad: "El cambio, el deseo y el juego la favorecen. El miedo, la comodidad y la rutina, no". En este sentido, remarcó la importancia de reconocer fortalezas y también las debilidades para trabajarlas "mediante la disciplina y expresión artística".

Otro elemento clave de la Masterclass fue la diferencia entre hacer las cosas "con hambre" y "por hambre". "Si lo hacemos con hambre, es por nuestra inquietud natural de humanos. No debemos dejar que la necesidad o el punto crítico sean motivos para activar la creatividad", anunció. Y, por caso, se refirió a cómo obtuvo el rol de embajadora de la marca Wacom: "A la vuelta de un viaje, conté en video la relación que tenía con ella y les agradecí porque me había cambiado la manera de trabajar. Nunca les pedí nada y me dieron todo. Cuando uno hace lo que le gusta, las cosas se acomodan solas".

"Dedico tiempo a trabajar lo personal, porque nadie lo va a hacer por mí. Mi talento es la disciplina. Mi expresión artística es sagrada", concluyó Borgia tras cerrar la conferencia con el retorno a sus autorretratos. Y concluyó: "Con mi escuela, queremos formar soldados creativos para dejar el mundo un poco mejor".

Cabe destacar que, previo a la charla, Wacom entregó premios a Francisco Arcapalo y Verónica Gentile, alumnos de Da Vinci que, respectivamente, obtuvieron el tercer puesto y una mención de honor en el concurso internacional Wacom Atrévete. Como sucedió con la conferencista, los ganadores recibieron el aplauso del público y las felicitaciones por parte de las autoridades de la Escuela y la marca.

Etiquetas: Multimedia

Navegación Móviles